Bwana

Por Gran Pitufo - 28 de Febrero, 2007, 5:06, Categoría: citas

Rodeado por una muchedumbre en una ceremonia oficial en Ghana, Richard Nixon  palmeó el hombro de  un hombre y le preguntó como se sentía al ser libre.
-No lo sé, señor- respondió el hombre -soy de Al
abama.

Martin Meredith: The state of Africa.

Desnudo patriótico

Por Gran Pitufo - 6 de Noviembre, 2006, 1:29, Categoría: España



Qué majo el vídeo.

Con ese niño español al que por complexión se le ve poco dotado para el fútbol y con esa tez y esa planta tan... tan... tan marroquí. Bajito y encabronao. La camiseta le va grande, pero es el dueño del balón. Ese chavalín cabrón que, mira, que le caes mal y nada más verte coge el balón y nada, que no te deja jugar. El marginador del patio. Bulling! Bulling! se escucha berrear a una madre subnormal del APA.

Ese escocés (que no falte un escocés) que al principio parece interesado, pero ya nos encargamos en la segunda toma de que esté mirando a almería sin saber de donde vienen los tiros.

Ese brasileño de movimientos lentos y torpes, que parece que lo han hecho con chicles pegaos. Pero que seguro que es bueno jugando al fútbol, pues esos negros lo llevan en la sangre, los cabrones. Que por muy cebaos que estén siempre dan miedo a las defensas.

Y luego está lal niña de coletas, que ya se ve que lleva un vestidito de tirantes. Pa que van a jugar las niñas al fútbol, oiga. Esta está ahí para saltar a la comba y recibir balonazos del retaco encabronao.

Y entonces llega el catalán. El catalán tiene cara de atontao, de los que reciben las hostias en los vestuarios. Pero eso sí: es alto, el cabrón. Y, sobre todo y a pesar de ser ibérico en el cabello se le adivinan unas hebras arias que ni el escocés, oiga. Guapísimo.

Ya de por sí de primeras no entiende lo que le dice el hijo del guardia civil y se señala el cartelillo  como preguntándose ¿es acaso porque pone Catalunya sin Ñ? mientras contiene las babas, dando uso asíncrono a los dos hemisferios. Mira con cara de John Malkovich a punto de romperle el cuello a una virgen como si fuera una ramita.

Un capullín con el pelo cortao a lo orinal o a lo álfil cuya única misión es quedarse al lao del poste para hacer la portería más pequeña de tan malo que es -pues hasta ese punto llega la tiranía y la inquina del pequeño cabrón- pero que, sin embargo, o es muy sensible o tiene poderes psíquicos a lo Starman para ver que algo gordo se cuece e intuir que a lo mejor ve un par de tetas prepúberes, se atreve a mover la cabeza de donde le habían dicho que la pegase. Se respira la rebelión.

Y el ario se quita la camiseta. Qué arte, qué garbo. Ni en el Arni.

Aparece la carita perfecta de una niña maquillada pero que no fuma. Toda una putilla moderna. Aria también. Esos labios de fresita... Ay, qué buena estará cuando crezca un poco la condenada. El relevo de Eva Santolaria como icono de la independentista sofisticada, europea (pese a la camiseta argentina, pero ya se sabe que las argentinas tienen mucho palique y, además, son guarrillas) y buenorra. Vamos, que hace falta que se sepa que el catalán tendrá cara de tonto, pero follar follará antes de que le salgan los pelos.

Juguemos medio desnudos, parece decir. A ella le da igual el rollo de las camisetas, pero la esperanza de frotarse con el ario -o con el brasileño si le va lo interracial- bien lo vale.

También hay una especie de conguito que se quita la camiseta (con bastante dificultad, por cierto), pero parece poco importante. Un comparsa. Porque... ¿qué es un héroe infantil sin comparsas? un candidato a que le rompan las piernecitas.

Y lo que mola, al final, es que se ve que el cielo está encapotao y hace un vientecillo que cuidao no te vayas a cortar con un pezón- que ya se ve que están pasándolo mal-, pero ahí está el Ario, en plano contrapicado, el plano de los Héroes, con su camiseta, mientras la mujercilla se pela de frío. Toda una metáfora postcoital.

No era tan tonto, después de todo. Aunque tampoco parece que sepa muy bien de qué va la historia.

Contra natura

Por Gran Pitufo - 4 de Noviembre, 2006, 21:45, Categoría: naturaleza

Ya va siendo hora, ¿no?

Yo no sé muy bien de dónde nos ha venido esta chorrada, pero mira que ha dado fuerte. Está claro que  es reciente. A mediados de los 50 la naturaleza no estaba tan bien consideradita.  También había más optimismo. La era atómica. Tiempos felices en los que Ford  concibió el Nucleon, un coche que contaría con un pequeño reactor nuclear. Las gasolineras serán cosa del pasado y congelaremos a Walt Disney.

 Pero empezó a cundir el acojone. La bomba atómica fue  un márketing bastante malo para lo artificial. Le damos un poco de vidilla a la ciencia y empiza a guarrearlo todo y a sacar niños con  tres pulmones -decían, desconsoladas, las catequistas con enfermedades crónicas.

Los jipis empezaron a dar por el culo con las hojas de parra y los collares de cuentas. Empezaron con la locura de la naturaleza y el culto a los elfos del bosque, enchufándose, que no falte, la química necesaria para que los antepasados se materialicen sin que les metan una hostia en el cogote (un calbot, que decimos en mi pueblo) para que espabilen.

Y luego todos los boquetes de ozono, el efecto invernadero, y que ahora dicen que en 20 años tendremos una crisis económica que lo vamos a flipar por nuestro afán de quemar dinosaurios muertos. Copón, pues sí, pero un poco de medida.

Que estaba ayer hablando con una farmacéutica y me decía que la inmortalidad es mala porque no es natural. Esto de la inmortalidad lo tengo hablado con todo el pueblo, porque me da la impresión de que cuando sea posible -esperemos que no quede mucho- nos lo van a prohibir porque "no es natural". Puto márketing. Porque mira que los publicistas dan por el culo con las bondades de lo natural.  Es acojonante cómo la publicidad puede pervertir lo deseable: han conseguido que contándones con detalles las bondades de las bacterias que tenemos en los intestinos ayudándonos a convertir la mierda en mierda nos parezca mas apetecible un yogurt. ¿Era necesario?

Pues sí, pues la mierda es buena porque es natural. Sobre todo si comes plantas, que todo el mundo sabe que las plantas son muchísimo más naturales que la carne. No vaya a ser que comas carne y cagues blando ¡dios no lo quiera! Ese sagrado producto intestinal -lo más natural que vas a poder hacer después de plantar un árbol, que de por sí es una actividad mucho menos productiva, pues sólo implica cambiar cosas de sitio- corrompido. Si es que se veía venir.

A mí los alimentos transgénicos -por ejemplo- me parecen un buen invento, por supuesto, siempre que se hagan las cosas bien... pero alto, coño, ¿en qué caso no hay que aclarar "siempre que se hagan las cosas bien"? Vamos a los ejemplos:

  • Me parece bien que tengas un hijo "siempre que hagas las cosas bien".
  • Me parece bien que mees si tienes ganas "siempre que lo hagas bien".
  • Me parece bien que me la chupes "siempre que lo hagas bien".
  • ¿Suficiente?
Hostia, pues claro que hay que hacer las cosas bien. Pero eso no quita para que la cosa en sí esté de puta madre. Si no hiciera falta añadir la coletilla habríamos encontrado algo mejor que la felación. En principio yo me conformo.

El culto a la mierda es un síntoma preocupante. Pero el descalabre total es que hayan destruído el mito de la inmortalidad (o de la eterna juventud, que es lo mismo). No estoy seguro de si la mierda ha sustituido directamente a la eterna juventud en la mitología popular. Pero no sería de extrañar -ante tamaña aberración nos encontramos.

Que es que voy preguntando a la gente cuando la conversación es aburrida si les gustaría ser eternamente jóvenes y me dicen siempre que no. Los argumentos son de lo más peregrino:












  • Es que no es natural
  • El saber que te vas a morir hace que quieras vivir cada día (¿qué clase de mente perturbada se alegra cada mañana -antes del cigarro- de ir a morirse?)
  • Qué aburrimiento (hay que aclarar que en caso de los que me han dicho esto probablemente tengan razón, no me vayan a acusar de parcial).
  • Yo es que creo en la ley del más fuerte (dicho por una jipi acojona, porque uno teme que la fuerza del absurdo se materialice en forma de agujero negro enmedio de la tertulia y nos engulla por, en fin, por cualquier razón).
Aquí al fondo del post, donde menos probable es que lleguen a posarse los ojos de nadie (y menos de los enrojecidos de un jipi, que ya con el título habrá dicho "no me apetece rallarme") voy a lanzar una invectiva contra la PUTA NATURALEZA. La puta naturaleza es la que hace que tengas almorranas, por ejemplo. O que tu dentadura no te acompañe toda tu vida. La naturaleza te hará parir con un dolor del cristo y luego, si eres muy naturista y no vacunas al retoño, un mal viento o la simple cagada de una moscarda le mandará al otro barrio con su bisabuelo, que se metió aguardiente hasta que la palmó por no tener reemplazo para su hígado, que acabó siendo una hemorragia bien gorda.

Como una imagen vale más que mil palabras y ya llevo bastantes, me voy a ahorrar dos mil dejando que la naturaleza hable por sí misma:
















Ah, por cierto, un saludo.

Hasta la vista

Por Gran Pitufo - 15 de Agosto, 2006, 18:22, Categoría: General

Bueno, parece ser que no voy a escribir aquí durante un tiempo. Ahora estoy de vacaciones, que he aprovechado para visitar campos de concentración. También me he acercado a las playas españolas, esos lugares entrañables donde la civilización no ha acabado de penetrar.

Las vacaciones se acaban en una semana, pero el vecino que me dejaba internet se muda, así que estaré por lo menos un mes y medio sin aparecer por aquí (en mi trabajo no está del todo bien visto que uno mantenga un blog en horas de oficina). En octubre me largo a vivir a Suiza, así que ya se verá cuándo reabro esto. Ya se verá.

Supongo que seguiré leyendoles en sus respectivos blogs.

Hasta la vista.

El método bab

Por Gran Pitufo - 7 de Agosto, 2006, 0:37, Categoría: lenguaje

Bueno, resulta ser que llevo 4 meses ya en Alemania y no puedo decir casi nada en la lengua de Hitler. Sería frustrante si hablase con alguien, pero como en el trabajo me hablan en inglés, simplemente es patético.

No me gustan las academias de lenguas. Se aprende a una velocidad lentísima. Hay que parar por las dudas de todo el mundo, no sólo las tuyas. Es natural, si no la clase quedaría disuelta, cada uno sabría una cosa y desconocería otras, pero sigue siendo lentísimo.

Necesito terapia de choque, y creo que la he encontrado. He entrado en el chat de Unilang.org (un sitio bastante impresionante, la gente se pasa el rato discutiendo sobre palabras semejantes en islandés y noruego cuando no hablan en árabe o esperanto).

Allí he hablado con un tal bab que me ha explicado y convencido de la bondad de su método. Consiste en coger y grabarse en mp3 programas de radio sobre un tema en particular. Siempre el mismo tema. Y entonces, una hora al día (mientras vas al curro y vuelves), escucharlo. No hace falta concentrarse.

El tío aprendió sueco así en 6 meses, y dice que ahora entiende el 90%. Por lo que parece también aprendió así danés y francés. Para reforzar recomienda leer en el periódico sobre el tema que estás escuchando.

Mañana me compro un mp3 player. Ya contaré el progreso.

Daemon meridianus

Por Gran Pitufo - 6 de Agosto, 2006, 0:34, Categoría: citas

"Los cenobitas de la Tebaida se hallaban sometidos a los asaltos de muchos demonios. La mayor parte de esos espíritus malignos aparecía furtivamente a la llegada de la noche. Pero había uno, un enemigo de mortal sutileza, que se paseaba sin temor a la luz del día. Los santos del desierto lo llamaban daemon meridianus, pues su hora favorita de visita era bajo el sol ardiente. Yacía a la espera de que aquellos monjes que se hastiaran de trabajar bajo el calor opresivo, aprovechando un momento de flaqueza para forzar la entrada a sus corazones. Y una vez instalado dentro, ¡qué estragos cometía!, pues de repente a la pobre víctima el día le resultaba intolerablemente largo y la vida desoladoramente vacía. Iba a la puerta de su celda, miraba el sol en lo alto y se preguntaba si un nuevo Josué había detenido el astro a la mitad de su curso celeste. Regresaba entonces a la sombra y se preguntaba por qué razón él estaba metido en una celda y si la existencia tenía algún sentido. Volvía entonces a mirar el sol, hallándolo indiscutiblemente estacionario, mientras que la hora de la merienda común se le antojaba más remota que nunca. Volvía entonces a sus meditaciones para hundirse, entre el disgusto y la fatiga, en las negras profundidades de la desesperación y el consternado descreimiento. Cuando tal cosa ocurría el demonio sonreía y podía marcharse ya, a sabiendas de que había logrado una buena faena mañanera."

Aldous Huxley

La vida como tomate del Caprabo

Por Gran Pitufo - 1 de Agosto, 2006, 22:19, Categoría: mundo

Cuando vivía en España, alguna vez que fui temprano al Caprabo me encontré a una chica pasándole un plumerito a los tomates y espantando las moscas que zumbaban sobre las berenjenas. Llegaba el momento del consumo, tenían que parecer apetecibles, que te entren ganas de consumirlos. La presentación es importante.

Yo también soy un tomate.

Todos los días me levanto más temprano de lo que querría, me ducho, me despejo, me lavo los dientes, me visto con ropa limpia. Y me marcho a que me consuman. A que me consuman la mejor parte del día, la parte en la que puedo rendir, en la que aún soy capaz de concentrarme.

No sé quién me consume exactamente. Hay un superjefazo en Nueva York, pero no es él el que me paga. El dinero viene de los que invierten: bancos y planes de pensiones, supongo. Si tienes dinero en el banco es posible que me estés consumiendo. De hecho es muy probable que sea yo mismo el que me consume.

Cuando vuelvo a casa, diez u once horas más tarde, valgo para poco. Me quedan seis horas antes de ir a dormir, antes de lo que querría. Seis horas que me saben a nada y a pizza congelada. Pero que me sirven para descansar y poder ir al día siguiente fresco como una tomate, a que me vuelvan a consumir. La presentación es importante.

Nacionalismo II

Por Gran Pitufo - 31 de Julio, 2006, 22:30, Categoría: citas

"¿Que qué opino del nacionalismo? Los Ilegales no somos plantas"

Jorge Martínez, cantante, guitarra y casi todo lo demás de Los Ilegales.

Nacionalismo

Por Gran Pitufo - 31 de Julio, 2006, 22:19, Categoría: citas

"En los siglos XVIII y XIX, el placer de ser burgués se unió a la necesidad de la política en un complejo político de sentimientos de nuevo cuño que, desde hace unos doscientos años, numerosos individuos han creído que constituía la sensación más íntima y  espontánea de su Yo: el amor a la patria. Lo que empezó como espontaneidad patriótica se organizó metódicamente en el transcurso del siglo XIX como ideología política para caldearse en el siglo XX y convertirse en un sistema político demencial. Los nacionalismos europeos eran, de hecho, conjuntos de convencimientos y pasiones que aparentemente los individuos hallaran en sí como venidos de la naturaleza y que les permitían decir con una primera ingenuidad y honradez: esto soy yo, así siente mi más íntimo yo, así se mueve mi más propia razón política. Para los alemanes, la emoción de semejante patriotismo, ingenuamente bello, sólo es realmente posible cuando topamos con nacionales de otros países que viven en el primer albor de la reflexión patriótica y que consiguientemente todavía poseen la inocencia del comienzo. Cuántos izquierdistas alemanes no han acogido con una sonrisa reflexiva y reprimida el que socialistas chilenos en la emigración cantasen canciones que finalizaban con el estribillo ¡patria o muerte! Ya han pasado los tiempos en los que entre nosotros se podía percibir una armonia de motivos progresistas y patrióticos. Durante largo tiempo fue la reacción la que absorbió el sentimiento nacionalista."

Peter Sloterdijk

Gran Hermano

Por Gran Pitufo - 27 de Julio, 2006, 0:03, Categoría: España

Como siempre que una conversación roza aunque sea muy de refilón el asunto, me lanzo de cabeza a defender Gran Hermano con mis mejores armas -las lacerantes y larguísimas uñas de mis pies- he pensado que, ya que aquí hablo yo solo sin que me interrumpan y aproximadamente me escucha el mismo nutrido público, qué mejor que vomitarlo todo aquí subido en mi caja de frutas Hortofrutícola Española.

Que sí, que son unos imbéciles. Unos locos encerrados. Pero, citando al negro de Jerry McGuire "son nuestros hijos de puta". Que sus vidas no tienen mayor interés que ver a una legionaria, cuatro garrulos y a una tonta del bote que luego resulta ser el bicho más egoísta y voraz que pueda uno imaginarse, pues sí. Pero el mundo está plagado de este tipo de animales, y en los documentales de la 2 tampoco es que salgan bichos mucho más inteligentes y bien que están considerados. Que el hombre de a pie sabe más de la migración del ñu que de cualquier otra bestia, que dentro de poco veremos a vecinos paseando a ñus y alimentándolos cuidando el ph de su fauna intestinal, ¿pues no irá mejor conocer al Garrulo Humano?. Y que, a fin de cuentas, ya que esos locos están por todas partes, ¿no será mejor verlos con un cristal de por medio?

Interés tiene la cosa. Si el sistema educativo fuese algo más que una anécdota de 12 años de duración habría una buena porción de tiempo dedicada al estudio de los locos, con prácticas. ¿Sería una materia desagradable? me temo que depende de su capacidad de conmiseración.

En todo caso, Gran Hermano viene aquí a solventar esa carencia de nuestra educación. Nos presenta a unos bichos que no porque los miremos dejarán de existir en hordas.

Es innegable la utilidad de un programa que tiene el estómago de encerrar a personas normales y corrientes y permitirnos ver como, día tras día, todos los sistemas les van fallando. Algún patrón se podrá sacar. O, como mínimo, se aprende a no esperar ningún patrón de comportamiento. Enterarnos de que los locos son imprevisibles.

Sólo con sacar eso ya habrá valido la pena.

Mención aparte merecen los locos que comentan. Porque ¿qué gano yo al ver a unos cuantos locos haciendo su actuación de verdulera autocomplacida delante de las cámaras? Esto no me sirve para nada. Es una faceta de los locos que veo difícil que se repita en mi día a día.

Son la misma clase de dementes, pero la gran diferencia es que estos vienen presentados como "los analistas". Y así, resulta que cuando la imbécil de Mercedes Milá (¿Milà?) se pone a predicar, por alguna miseria inexplicable se considera que ella no forma parte de los locos, aunque no haya criterio posible que nos permita discernir, partiendo de sus actos, modelitos, grititos y juicios, entre ella y los que están encerrados en la casa.

Así, por ejemplo, cuando esta loca del plató juzga que un concursante es "un gran estratega" porque es capaz de contar los votos de sus compañeros y sacar la conclusión de cuáles tendrán más "nominaciones" (capacidad, que pese a ser infrecuente entre los especímienes de la casa, no deja de ser más fácil de dominar que aprender a cagar) el personaje acaba encumbrado, en una carambola de locos que se chupan el culo unos a otros -con la única condición de que los unos están en un plató y de los otros se espera que sean necios hasta la fotosíntesis-, a la categoría de "listo de España". Que no es que aquí queramos discutir el concepto de "listo de España", que vaya usted a saber qué significará, cuando el anterior ostentador del título era el mismísimo Dioni -tú que harías si te encontrases una furgoneta llena de dinero- de España, pero que quizá habría que recordar a Napoleón o a, qué se yo, Publio Cornelio Escipión, antes de llamar a un botarate que cuenta palillos y llega a discernir cuál es el montón más grande, Gran Estratega de España.

Es cierto que en España, desde la muerte del Generalísimo, el puesto de Gran Estratega estaba vacante. Pero, ¿es necesario?

El Blog

Calendario

<<   Enero 2011    
LMMiJVSD
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31       

Categorías

Archivos

Sindicación

Enlaces

Alojado en
ZoomBlog