16 de Julio, 2006

Palabras y privilegios

Por Gran Pitufo - 16 de Julio, 2006, 23:36, Categoría: lenguaje

Firme a mis principios de arreglar el mundo y dejarlo como una patena mediante la queja improvisada y caprichosa, voy a hacer un trabajo necesario. Es tirar piedras contra mi propio tejado, pero es importante.

¿Les suenan expresiones como "redes neuronales", "inteligencia artificial", "reconocimiento de patrones", "segmentación de imágenes" o "función en el espacio de cuarenta dimensiones"? ¿Suenan impresionantes, verdad? Pues son bobadas.

Son nombres pomposos que se le dan a cosas de cajón para cobrar más por hacerlas. Por ejemplo, función en cuatro dimensiones. Piense en cuatro números. ¿Ya lo tiene? súmelos. Felicidades, acaba de "evaluar una función cuatridimensional". No estoy simplificando.

Se les ponen esos nombres porque a todo el mundo le gusta sentirse importante, que te den palmaditas en la espalda cuando explicas a qué te dedicas. ¿Inteligencia artificial? debes de ser un genio. Pero lo que en realidad haces es intentar que un ordenador cuente si en una foto hay dos coches o sólo uno. Casi todo el tiempo estás esperando a que el ordenador acabe de contar. No arde mucha más cera. Poco nuevo bajo el sol.

Pero con estos nombres cobramos más. En cualquier otro campo ya nos habrían hecho bajar del burro hace tiempo. Nos habrían dicho de todo. Que qué es eso de decir que te dedicas a la "Hormación de podoreceptáculos" si lo que haces son zapatos. Qué son esos humos.

¿Por qué entonces nos dejan en paz? Pues por dos razones.

La primera es que inventamos expresiones supermodernas a toda leche. Cada año sacamos muchísimas. Filtro de Gabor, procesamiento simultáneo en el dominio espaciofrecencial, boosting de weak learners ¡las nuevas ni las traducimos, así suenan aún mejor! Todas son tonterías, cosas realmente simples, pero esto es como las cabezas de la hidra: antes de que nos saquen los colores ya hemos inventado tres nuevas.

La segunda es que escribimos estos conceptos en fórmulas. Fórmulas que representan conceptos realmente tontos, ¡ni se imaginan cuánto!  Pero ya es otro lenguaje, todo un nubarrón de confusión, la tinta del pulpo asustado. Esto es como lo del chino. ¡Qué difícil es el chino! ¡hay que ser un genio para hablarlo! Y sin embargo hasta el chino más tonto lo habla. Pues esto lo mismo. Se sorprenderían si vieran la cantidad de idiotas (hablo de verdaderos idiotas, gente que podría percibir una ayuda sin muchos trámites) que hablan el lenguaje de las fórmulas. Les reconoceran porque son los más dados a usar las expresiones más flipadas. Por la cuenta que les trae.

¿Qué consecuencias tiene todo esto, además de los privilegios ya comentados?

Casi todo el mundo cree que la tecnología funciona de una forma mágica que son incapaces de comprender. Esto es realmente triste y no creo que pueda encontrarle nada positivo. Llega a extremos lamentables, como que casi nadie sepa qué es la energía o las vibraciones, pero se hable contínuamente de energía y vibraciones negativas. La magia ha vuelto para idiotizar. Por supuesto el sistema educativo contribuye a  arruinar cualquier posibilidad de comprensión natural machacando sistemáticamente con conceptos tan estimulantes y útiles como el cálculo de cocientes de polinomios o la resolución de raíces cudradas, que ejercen un efecto benéfico comparable a tomar un campo de árboles jóvenes y asfaltarlo.

La ciencia ficción campa a sus anchas. No es casualidad que los aficionados a la magia del señor de los anillos lo sean también a la magia de matrix. El nombre de ciencia ficción de por sí es bastante desafortunado, pues debería llamarse "más fantasía, pero con nombres aún más flipados".

Nadie tiene ningún interés en devolver las "nuevas tecnologías" al campo de las cosas que se pueden entender. Hay algunos divulgadores de ciencia, sí, pero es algo realmente marginal y que pierde todo su efecto cuando a su vecino se le llena la boca diciendo que se dedica a resolver un problema en varias dimensiones.

Es difícil renunciar a un privilegio, y éste va a costar que nos lo desmonten. Desde luego es bastante nocivo, pero no para nosotros.

Amanece

Por Gran Pitufo - 16 de Julio, 2006, 16:22, Categoría: citas

-Como tenía la quemazón esa en el culo, me pasé por casa del médico para que me echase un vistazo; pero no estaba.
-Estaba con mi padre, que se ha muerto.
-Ah, pues eso sería. El caso es que su mujer se empeñó en coserme la culera dle pantalón, y cuando me vio en pelota... ten en cuenta que los calzoncillos, como eran de nylon azul, con el fogonazo, ¡bshh! vistos y no vistos, así que al quitarme los pantalones me quedé en bolas... empezó a meterme mano... oye, y qué arte, y qué cosa más zorra de tía. Total, que me excité. Y con el miedo y todo a arder otra vez no supe decirle que no y... yacimos. Yacimos un ratito, no creas... pero suficiente. Uff, bramaba. Qué entrega, qué receptividad. El más mínimo movimiento de mi pelvis actuaba en ella como ganzúa en su sensibilidad más arcana. No sé si me explico. Bueno, pues a los diez mminutos, que me iba yo a levantar a hacer pis se ha puesto a parir como una coneja y ha soltado dos críos. Mellizos.
-¿Estaba preñada?
-Qué coño va a estar preñada. Los ha tenido de mí ¡de mí! ¡A los diez minutos, mellizos!
-Pues le has dado el día al médico. Porque el hombre estaba tan contento con lo bien que se le había muerto mi padre... Pero claro, con esto que me cuentas ahora.
-¿Y quién lo iba a pensar? Anda, que no he estado yo veces con mujeres y nunca ha pasado nada igual.
-Bueno, a lo mejor al ser tan mayor... Mi padre...
-Ella... ella dice que es que se lo ha pasado muy bien. Vamos, que era la primera vez que disfrutaba en su vida y que por eso ha obrado tan pronto.

Amanece que no es poco.

El Blog

Calendario

     Julio 2006  >>
LMMiJVSD
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31       

Categorías

Archivos

Sindicación

Enlaces

Alojado en
ZoomBlog