naturaleza

Contra natura

Por Gran Pitufo - 4 de Noviembre, 2006, 21:45, Categoría: naturaleza

Ya va siendo hora, ¿no?

Yo no sé muy bien de dónde nos ha venido esta chorrada, pero mira que ha dado fuerte. Está claro que  es reciente. A mediados de los 50 la naturaleza no estaba tan bien consideradita.  También había más optimismo. La era atómica. Tiempos felices en los que Ford  concibió el Nucleon, un coche que contaría con un pequeño reactor nuclear. Las gasolineras serán cosa del pasado y congelaremos a Walt Disney.

 Pero empezó a cundir el acojone. La bomba atómica fue  un márketing bastante malo para lo artificial. Le damos un poco de vidilla a la ciencia y empiza a guarrearlo todo y a sacar niños con  tres pulmones -decían, desconsoladas, las catequistas con enfermedades crónicas.

Los jipis empezaron a dar por el culo con las hojas de parra y los collares de cuentas. Empezaron con la locura de la naturaleza y el culto a los elfos del bosque, enchufándose, que no falte, la química necesaria para que los antepasados se materialicen sin que les metan una hostia en el cogote (un calbot, que decimos en mi pueblo) para que espabilen.

Y luego todos los boquetes de ozono, el efecto invernadero, y que ahora dicen que en 20 años tendremos una crisis económica que lo vamos a flipar por nuestro afán de quemar dinosaurios muertos. Copón, pues sí, pero un poco de medida.

Que estaba ayer hablando con una farmacéutica y me decía que la inmortalidad es mala porque no es natural. Esto de la inmortalidad lo tengo hablado con todo el pueblo, porque me da la impresión de que cuando sea posible -esperemos que no quede mucho- nos lo van a prohibir porque "no es natural". Puto márketing. Porque mira que los publicistas dan por el culo con las bondades de lo natural.  Es acojonante cómo la publicidad puede pervertir lo deseable: han conseguido que contándones con detalles las bondades de las bacterias que tenemos en los intestinos ayudándonos a convertir la mierda en mierda nos parezca mas apetecible un yogurt. ¿Era necesario?

Pues sí, pues la mierda es buena porque es natural. Sobre todo si comes plantas, que todo el mundo sabe que las plantas son muchísimo más naturales que la carne. No vaya a ser que comas carne y cagues blando ¡dios no lo quiera! Ese sagrado producto intestinal -lo más natural que vas a poder hacer después de plantar un árbol, que de por sí es una actividad mucho menos productiva, pues sólo implica cambiar cosas de sitio- corrompido. Si es que se veía venir.

A mí los alimentos transgénicos -por ejemplo- me parecen un buen invento, por supuesto, siempre que se hagan las cosas bien... pero alto, coño, ¿en qué caso no hay que aclarar "siempre que se hagan las cosas bien"? Vamos a los ejemplos:

  • Me parece bien que tengas un hijo "siempre que hagas las cosas bien".
  • Me parece bien que mees si tienes ganas "siempre que lo hagas bien".
  • Me parece bien que me la chupes "siempre que lo hagas bien".
  • ¿Suficiente?
Hostia, pues claro que hay que hacer las cosas bien. Pero eso no quita para que la cosa en sí esté de puta madre. Si no hiciera falta añadir la coletilla habríamos encontrado algo mejor que la felación. En principio yo me conformo.

El culto a la mierda es un síntoma preocupante. Pero el descalabre total es que hayan destruído el mito de la inmortalidad (o de la eterna juventud, que es lo mismo). No estoy seguro de si la mierda ha sustituido directamente a la eterna juventud en la mitología popular. Pero no sería de extrañar -ante tamaña aberración nos encontramos.

Que es que voy preguntando a la gente cuando la conversación es aburrida si les gustaría ser eternamente jóvenes y me dicen siempre que no. Los argumentos son de lo más peregrino:












  • Es que no es natural
  • El saber que te vas a morir hace que quieras vivir cada día (¿qué clase de mente perturbada se alegra cada mañana -antes del cigarro- de ir a morirse?)
  • Qué aburrimiento (hay que aclarar que en caso de los que me han dicho esto probablemente tengan razón, no me vayan a acusar de parcial).
  • Yo es que creo en la ley del más fuerte (dicho por una jipi acojona, porque uno teme que la fuerza del absurdo se materialice en forma de agujero negro enmedio de la tertulia y nos engulla por, en fin, por cualquier razón).
Aquí al fondo del post, donde menos probable es que lleguen a posarse los ojos de nadie (y menos de los enrojecidos de un jipi, que ya con el título habrá dicho "no me apetece rallarme") voy a lanzar una invectiva contra la PUTA NATURALEZA. La puta naturaleza es la que hace que tengas almorranas, por ejemplo. O que tu dentadura no te acompañe toda tu vida. La naturaleza te hará parir con un dolor del cristo y luego, si eres muy naturista y no vacunas al retoño, un mal viento o la simple cagada de una moscarda le mandará al otro barrio con su bisabuelo, que se metió aguardiente hasta que la palmó por no tener reemplazo para su hígado, que acabó siendo una hemorragia bien gorda.

Como una imagen vale más que mil palabras y ya llevo bastantes, me voy a ahorrar dos mil dejando que la naturaleza hable por sí misma:
















Ah, por cierto, un saludo.

La cola del pavo real

Por Gran Pitufo - 13 de Julio, 2006, 23:39, Categoría: naturaleza

Todo el rollo de la teología ha dado bastante que hablar. Años y años con escolásticos decidiendo si el Santo Prepucio resucitó con el resto de Jesucristo, si ascendió a los cielos para formar el anillo de Saturno ( como dijo Leo Allatius en De Praeputio Domini Nostri Jesu Christi Diatriba ).

La razón de tantas dudas y darle vueltas a las cosas es que no habían visto en su vida un pavo real macho. Porque ante uno de estos bichos no hay huevos de sostener algo diferente a una de estas cuatro opciones:
  • Dios no existe
  • Dios existe pero no tiene nada que ver con los pavos reales
  • Dios es un hijo de puta (lo que tiene consecuencias importantes, por ejemplo, en el asunto de la santísima trinidad)
  • Dios es un pavo real (no he pensado en las consecuencias de esto)
Recordemos que estamos hablando de un bicho, tremendamente decorativo, eso sí, que tiene que cargar con una cola de dos metros que debe de pesar lo suyo y que se va enredando en todos los rastrojos y matorrales. Porque claro, el bicho no puede volar, a pesar de ser un ave. En resumen, un bicho manco con un estorbo varias veces más grande que él pegado al culo.

Pero claro, dirán, la cola tiene una función. ¡Es útil! ¡Si pudiese hablar no se quejaría, estaría orgulloso! Manda huevos, es como si Sísifo además de tener que cargar con la roca por toda la eternidad por castigo divino encima tuviera que dar las gracias. Ni que fuera un mileurista.

La única función de la cola gigantesca es perpetuar la condena. No hay más. A efectos de las pavas, es la promesa de que sus pavitos van a heredar la aberración genética. Porque cualquier pava sabe que todas las demás están deseando que un bicho de cola desproporcionada las rellene como lo que son. Lo que más desean es tener nietos, así que hay que asegurarse unos hijos de proporciones absurdas. Caiga quien caiga.

¿Existe algo más desgraciado que un bicho manco con un estorbo varias veces más grande que él cuya única posiblidad de mojar es que su estirpe cargue con una condena más pesada que la de los demás (y que además tiene que exhibir con orgullo)?


El Blog

Calendario

<<   Diciembre 2017    
LMMiJVSD
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Categorías

Archivos

Sindicación

Enlaces

Alojado en
ZoomBlog