lenguaje

El método bab

Por Gran Pitufo - 7 de Agosto, 2006, 0:37, Categoría: lenguaje

Bueno, resulta ser que llevo 4 meses ya en Alemania y no puedo decir casi nada en la lengua de Hitler. Sería frustrante si hablase con alguien, pero como en el trabajo me hablan en inglés, simplemente es patético.

No me gustan las academias de lenguas. Se aprende a una velocidad lentísima. Hay que parar por las dudas de todo el mundo, no sólo las tuyas. Es natural, si no la clase quedaría disuelta, cada uno sabría una cosa y desconocería otras, pero sigue siendo lentísimo.

Necesito terapia de choque, y creo que la he encontrado. He entrado en el chat de Unilang.org (un sitio bastante impresionante, la gente se pasa el rato discutiendo sobre palabras semejantes en islandés y noruego cuando no hablan en árabe o esperanto).

Allí he hablado con un tal bab que me ha explicado y convencido de la bondad de su método. Consiste en coger y grabarse en mp3 programas de radio sobre un tema en particular. Siempre el mismo tema. Y entonces, una hora al día (mientras vas al curro y vuelves), escucharlo. No hace falta concentrarse.

El tío aprendió sueco así en 6 meses, y dice que ahora entiende el 90%. Por lo que parece también aprendió así danés y francés. Para reforzar recomienda leer en el periódico sobre el tema que estás escuchando.

Mañana me compro un mp3 player. Ya contaré el progreso.

Palabras y privilegios

Por Gran Pitufo - 16 de Julio, 2006, 23:36, Categoría: lenguaje

Firme a mis principios de arreglar el mundo y dejarlo como una patena mediante la queja improvisada y caprichosa, voy a hacer un trabajo necesario. Es tirar piedras contra mi propio tejado, pero es importante.

¿Les suenan expresiones como "redes neuronales", "inteligencia artificial", "reconocimiento de patrones", "segmentación de imágenes" o "función en el espacio de cuarenta dimensiones"? ¿Suenan impresionantes, verdad? Pues son bobadas.

Son nombres pomposos que se le dan a cosas de cajón para cobrar más por hacerlas. Por ejemplo, función en cuatro dimensiones. Piense en cuatro números. ¿Ya lo tiene? súmelos. Felicidades, acaba de "evaluar una función cuatridimensional". No estoy simplificando.

Se les ponen esos nombres porque a todo el mundo le gusta sentirse importante, que te den palmaditas en la espalda cuando explicas a qué te dedicas. ¿Inteligencia artificial? debes de ser un genio. Pero lo que en realidad haces es intentar que un ordenador cuente si en una foto hay dos coches o sólo uno. Casi todo el tiempo estás esperando a que el ordenador acabe de contar. No arde mucha más cera. Poco nuevo bajo el sol.

Pero con estos nombres cobramos más. En cualquier otro campo ya nos habrían hecho bajar del burro hace tiempo. Nos habrían dicho de todo. Que qué es eso de decir que te dedicas a la "Hormación de podoreceptáculos" si lo que haces son zapatos. Qué son esos humos.

¿Por qué entonces nos dejan en paz? Pues por dos razones.

La primera es que inventamos expresiones supermodernas a toda leche. Cada año sacamos muchísimas. Filtro de Gabor, procesamiento simultáneo en el dominio espaciofrecencial, boosting de weak learners ¡las nuevas ni las traducimos, así suenan aún mejor! Todas son tonterías, cosas realmente simples, pero esto es como las cabezas de la hidra: antes de que nos saquen los colores ya hemos inventado tres nuevas.

La segunda es que escribimos estos conceptos en fórmulas. Fórmulas que representan conceptos realmente tontos, ¡ni se imaginan cuánto!  Pero ya es otro lenguaje, todo un nubarrón de confusión, la tinta del pulpo asustado. Esto es como lo del chino. ¡Qué difícil es el chino! ¡hay que ser un genio para hablarlo! Y sin embargo hasta el chino más tonto lo habla. Pues esto lo mismo. Se sorprenderían si vieran la cantidad de idiotas (hablo de verdaderos idiotas, gente que podría percibir una ayuda sin muchos trámites) que hablan el lenguaje de las fórmulas. Les reconoceran porque son los más dados a usar las expresiones más flipadas. Por la cuenta que les trae.

¿Qué consecuencias tiene todo esto, además de los privilegios ya comentados?

Casi todo el mundo cree que la tecnología funciona de una forma mágica que son incapaces de comprender. Esto es realmente triste y no creo que pueda encontrarle nada positivo. Llega a extremos lamentables, como que casi nadie sepa qué es la energía o las vibraciones, pero se hable contínuamente de energía y vibraciones negativas. La magia ha vuelto para idiotizar. Por supuesto el sistema educativo contribuye a  arruinar cualquier posibilidad de comprensión natural machacando sistemáticamente con conceptos tan estimulantes y útiles como el cálculo de cocientes de polinomios o la resolución de raíces cudradas, que ejercen un efecto benéfico comparable a tomar un campo de árboles jóvenes y asfaltarlo.

La ciencia ficción campa a sus anchas. No es casualidad que los aficionados a la magia del señor de los anillos lo sean también a la magia de matrix. El nombre de ciencia ficción de por sí es bastante desafortunado, pues debería llamarse "más fantasía, pero con nombres aún más flipados".

Nadie tiene ningún interés en devolver las "nuevas tecnologías" al campo de las cosas que se pueden entender. Hay algunos divulgadores de ciencia, sí, pero es algo realmente marginal y que pierde todo su efecto cuando a su vecino se le llena la boca diciendo que se dedica a resolver un problema en varias dimensiones.

Es difícil renunciar a un privilegio, y éste va a costar que nos lo desmonten. Desde luego es bastante nocivo, pero no para nosotros.

La mierda en la palabra

Por Gran Pitufo - 6 de Julio, 2006, 0:52, Categoría: lenguaje

Se han raspado cócleas de muchas ratas vivas; se han seccionado las cabezas de miles de monos y delfines, y a algunos les han puesto a ver la tele a ver qué hacían.

Finalmente se ha decidido que el lenguaje es lo que nos diferencia de los bichos. En concreto la gramática recursiva, que consiste más o menos en discernir si en una tira de paréntesis ((((())))) hay la misma cantidad por la derecha que por la izquierda.

El asunto del lenguaje da para mucho, porque al ser un invento totalmente humano nos lo hemos currado hasta crear engendros abominables (la lengua inglesa, sin ir más lejos) y quedar contentos con el resultado.

Se dice, se comenta que la riqueza del lenguaje es una maravilla humana que nos llena de esplendor y nos eleva hasta las cotas más altas de la humanidad y el pensamiento. Y que la ambigüedad es lo mejor que ha parido madre. ¿Querías ambigüedad? toma dos tazas:


distender.

(Del lat. distendĕre).

1. tr. Aflojar, relajar, disminuir la tensión. U. t. en sent. fig.

2. tr. Med. Causar una tensión violenta en los tejidos, membranas, etc. U. t. c. prnl.


Pues si ya hay hostias con "qué es un diccionario" y "para qué sirve una palabra" (temas que se tratarán en un futuro, téngalo por seguro, con detenimiento en éste su blog preferido, porque aquí el que escribe lo hace para quejarse, pues es su forma principal de relacionarse con su entorno, y está muy cabreado con las palabras) ya me dirán qué pelotas hacemos con la palabra distender, que tiene dos definiciones contradictorias.

La respuesta es que no hacemos nada, que las palabras son las palabras y ajo y agua.

Pero tiene una utilidad para cuando vean que van a perder en una discusión, porque, no se engañen, cuando se habla se hace para tener razón, demostrar nuestra sapiencia y sacarle al contrario a ser posible el hígado licuado por el orificio más cercano, que para eso los puntos de vista "se defienden", "se atacan" y se les puede aplicar todas las metáforas militares que a uno le venga en gana, pero en cambio las metáforas de la familia de "una discusión es una sinfonía a dos manos" nos parecen mariconadas, y además, qué coño ¿no era el lenguaje lo que nos hace humanos? ¿No es la pluma más fuerte que la espada? Pues a la carga y a disfrutar.

Me voy por las ramas que da gusto. Decía que cuando vean que van a perder en una discusión, no tienen más usar distender con los dos significados diferentes en una construcción sin par que le garantiza ser El Ganador: "me temo que la conversación se está distendiendo, ¿qué le parece si nos distendemos un poco?". Le tratarán de idiota, de pedante, o de ambas a la vez. Pero oiga, note que ya ha cambiado de tema, que eso es lo que importaba.

¡Disfrute, disfrute, que para eso es humano!

El Blog

Calendario

<<   Agosto 2017    
LMMiJVSD
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31    

Categorías

Archivos

Sindicación

Enlaces

Alojado en
ZoomBlog