Dios

Otro día se acaba y el destino era esto

Por Gran Pitufo - 10 de Julio, 2006, 1:39, Categoría: Dios

No me quiero ir a dormir aún, pero es obligatorio. Y todo por culpa de un calentón.
























A Dios se le hinchó la vena del cuello, se pasó de adrenalina y, muy macho, a nuestra imagen y semejanza, le dijo a Adán: a partir de ahora te ganarás el pan con el sudor de tu frente.

Y ahí queda eso. Ni tarjetas rojas ni nada; los calentones de Dios van a misa. Ya se sabe que Dios puede meter goles con la mano y aquí no ha pasado nada. Nada excepto que ya tienes el marcador en contra. Así que ahora me tengo que ir a dormir para que mañana me pueda levantar fresquito y temprano. Para que me drenen la vida de 9 a 18. Podría ser peor, podría haber nacido en otra época y currar de 9 a 22.

Menudo consuelo.

El Blog

Calendario

<<   Diciembre 2017    
LMMiJVSD
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Categorías

Archivos

Sindicación

Enlaces

Alojado en
ZoomBlog